Leo – Emocional – Cardio: YO SOY LA VIDA EN EQUILIBRIO

Soy: cómo has vivido la emoción del amor?

Yo: la viví de diferentes maneras, siempre viéndolo desde aquella parte que la relaciono con la búsqueda del amor, que en mi caso representaba, el amor para toda la vida

Soy: percepción sin sentido, porque resulta ser tan corta la vida desde el punto de vista del Universo, que es el TODO, que estaríamos hablando del amor para todo un parpadeo

Yo: jajaja, resulta que también eres gracioso

Soy: forma parte de mi/tu propia esencia! Vayamos al grano, cómo lo has vivido a lo largo de tu vida

Yo: bueno, allá por los 6 años, me enamoré profundamente de mi maestra de primer grado. Su nombre era Cristina, era rubia y extremadamente dulce. Es un sentimiento que aún, al día de hoy, lo recuerdo: sano, simple y donde el corazón palpitaba al verla y el entorno se llenaba de colores, brillo y luz. Este sentimiento duró todo ese año y el siguiente, hasta que me enteré que se iba a casar, y a pesar de ser pequeño, lo sentí como una desilusión

 Soy: ya desde temprano sufriendo por amor…

Yo: mi primer gran movilización con el amor ocurrió allá por los 20 años, estudiando la carrera de Aviación, en el que conocí a la hermana de un compañero de la universidad. El día que la ví, me volvió esa sensación de los 6 años, que nunca más había sentido. Un ángel en la Tierra, de una bondad, dulzura, belleza, que me cautivó al instante

Soy: pero ahora ya no era el amor de un niño, sino el de un adulto, por lo que los problemas son diferentes

Yo: si, con mente todavía de adolescente, el problema en este caso resultó ser que no había correspondencia en ese amor que yo sentía. Una cosa era ser conocidos, amigos, y otra cosa era tener una relación más profunda.

La cuestión es que, ante el desequilibrio mental, físico y hormonal que tenía, lo único que quería era que nos pusiéramos de novios. Ella necesitaba aprender inglés, y me ofrecí a ser su profesor, por lo que tenía, en todo momento que podía, la oportunidad de hablar con ella, a solas, cosa que de otra forma no podía. Sé que soy una persona que puede hablar, y hablar, razonar y llevar hacia mi ribera a quien está en el medio del río, por lo que, día a día, había comentarios, charlas, y demás, en las que intentaba que esa buena amistad se transforme en algo más

Soy: plena manipulación se suele llamar

Yo: sí, plena manipulación. Lo hacía porque estaba perdidamente enamorado!!

Soy: plena justificación. Lo lindo viene a continuación

Yo: La presión fue tal, que, llegado el momento, le planteo de ponernos de novios, y siento hoy que le insistí tanto a la pobre muchacha, que ese día específico me dijo que sí, que nos poníamos a salir como novios. En ese momento, en vez de darle el beso en la boca que tanto estaba esperando, algo dentro mío surgió en que salieron de mí las siguientes palabras: “Me alegra que lo aceptes, pero quiero que lo pienses bien y mañana me dices si quieres tener una relación conmigo”.

Soy: ese interior que te surgió era yo que tuve que intervenir, sobre todo por lo que pasó posteriormente

Yo: Al día siguiente, recibo un mensaje que ella se había ido urgente a su ciudad del interior de Argentina, donde vivían sus padres, y que no volvería a Buenos Aires. Luego, al tiempo me manda un mensaje que se había puesto de novia con un chico de su ciudad, así que pasé todo el día llorando frente al Obelisco de la ciudad de Buenos Aires, que era donde estaba cuando recibí ese mensaje.

Soy: quizá muchos hayan pensado que llorabas por ver esa obra arquitectónica tan característica de la ciudad

Yo: y siguen los chistes.

Soy: el punto es que, lamentablemente, hubiera sido una forma muy infeliz de vivir la experiencia del amor. Muchas veces el ser humano tapa todo aquello que no quiere ver, precisamente para conseguir al otro y colocarlo en una posición de trofeo, y no le importa la forma en que lo consigue. Son cosas de cada ser en su propio sendero, pero no deja de ser una imagen poco feliz

Yo: fue una suerte que no haya ocurrido nada. Ninguno de los dos merecíamos esto

Soy: merecer viene del latín vulgar merescere, es decir ser digno de un premio, algo que en el Universo no existe, lo que significa que es otra creación humana.

Ya seguiremos hablando del amor y cuál fue el resultado final de todo esto.

Ahora los invito a todos a ver el video de Matias con la explicación del tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser!!

Un comentario en «Leo – Emocional – Cardio: YO SOY LA VIDA EN EQUILIBRIO»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s