Capricornio – Mental – Raíz: GENERACION

La ley de Generación de las cosas en la acción de dar a luz ó parir algo nuevo con el único propósito de replicarse y volver al Origen. Bajo este precepto, y enfocándonos en la relación del hombre con la naturaleza,

Hace veinte mil años que el hombre, donde quiera que se encontrase, era «forrajeador» y cazador, y su técnica más avanzada era la de incorporarse a un hato errante. Hace diez mil años ya había cambiado y empezado, en ciertos lugares, a domesticar algunos animales y a cultivar ciertas plantas. Este, entonces, es el cambio a partir del cual despega la civilización. Resulta extraordinario pensar que sólo en los últimos doce mil años principió la civilización, tal como la entendemos. Todo ello coincidía con la última glaciación, a cuyo epílogo, el hombre se encontró de pronto con una tierra fértil y rodeada de animales, hecho que lo llevó a adoptar un estilo de vida diferente.

Los especialistas consideran que la agricultura ha sido la base de tolas las civilizaciones hasta el capitalismo moderno. En estas condiciones, la humanidad se permite asegurar permanentemente un importante excedente de víveres para lo cual depende sólo de su propio trabajo. Además, esto hizo posible a las técnicas artesanales hacerse autónomas, especializarse y perfeccionarse. La sociedad podía alimentar a aquellos que no participaban directamente en la producción de víveres. La ciudad podía separarse del campo.

Al nacer la civilización nació el desarrollo. El hombre podía transformar y apropiarse de la naturaleza para desarrollar la sociedad a través de la agricultura. Nacieron las clases sociales como producto de la división social del trabajo y del proceso de apropiación privada en torno a la agricultura donde surgen así la ganadería, la caza y la pesca. El establecimiento de la agricultura de irrigación y de barbecho significó un enriquecimiento, una transformación productiva de la naturaleza y hasta una «revolución industrial».

La agricultura fue la base del desarrollo de las civilizaciones, pero con la introducción del capital, la producción agraria aportó al proceso de la revolución agrícola en occidente y con la gran industria se aportó la maquinaria, base constante de la agricultura capitalista, lo que, a su vez, determinó la formación del mercado interior para el desarrollo del capital industrial.

La sociedad humana es un producto combinado de la evolución natural y del desarrollo social. De allí deriva su doble naturaleza. En consecuencia, las actividades propias del hombre y de manera especial los procesos productivos, que constituyen la base de la riqueza y el progreso social, deben considerarse desde esta perspectiva de integración dialéctica recíproca de lo natural y lo social, aspectos que simultáneamente se contraponen y se identifican, pero en donde la parte social juega el papel determinante.

Como el hombre depende de la naturaleza en la consecución de sus medios de vida, inexorablemente entra en la compleja red que interconecta la totalidad de los elementos bióticos y abióticos del sistema ecológico terrestre, pero con una propiedad cualitativamente diferencial respecto a los demás animales, como que, por su condición social y racional, su situación no es pasiva, sino profundamente activa.

El hombre es la única especie viviente con capacidad para transformar conscientemente el mundo: la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. Dicha propiedad no puede concebirse más que por medio de una organización económica, social, política y cultural, superior y diferenciable cualitativamente de la estructura biológica. Con el avance de la ciencia, el hombre encontró interpretación científica para muchos fenómenos que antes se atribuían a la Divinidad o a misteriosas fuerzas superiores. Se superaron así las concepciones según las cuales, los problemas se explicaban apelando a los mitos o a la magia y se asociaban al castigo de los dioses y a reacciones insólitas de la naturaleza.

El hombre es un ser en constante generación. Así hemos evolucionado y tomado en conjunto una dirección en el camino donde la humanidad se está dirigiendo. Pero la pregunta aquí es: esta generación continua del hombre nos está llevando hacia nuestro propio origen?

Los invito a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser!

Un comentario en «Capricornio – Mental – Raíz: GENERACION»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s