Capricornio – Físico – Corona: YO SOY LA ESENCIA DIVINA

Soy: si tenemos que hablar de religión, cuál es la que más te ha resonado?

Yo: la hindú, definitivamente. Tengo una conexión muy fuerte con la India, con la religión hinduista, y con Krishna. Como ya lo he dicho, he leído el Bhagavad Gitâ una decena de veces. Ha sido por bastante tiempo mi libro de cabecera.

Soy:

ishvarah paramah krishnah
sac-cid-ananda-vigrahaha
anadir adir govindaha
sarva-karana-karanam

Yo: un mantra que repetía todos los días, junto a tantos otros. Me ayudó mucho en tiempos donde había una revolución en todo mi ser, y que me ayudó a encontrar de a poquito, mi centro, mi ser.

Soy: ha sido la forma que encontraste de llegar a tu ser. Te acuerdas cómo surgió todo?

Yo: en Santa Bárbara, Estados Unidos. Estaba caminando por una calle peatonal en esta hermosa ciudad, y de pronto, me para una persona que me habla de la congregación de Prabhupada, y luego de charlar un rato, me obsequia el libro. Lo guardé en mi habitación por muchos años, hasta que un día, lo comienzo a leer. Me llevó casi un año el terminarlo, y cuando finalicé, comencé nuevamente. Y así una y otra vez, hasta que luego de unos cinco años, me dije que ya había sido suficiente.

Soy: casi te lo sabías de memoria!!

Yo: no tanto, es un libro extenso, pero que aprendí a interpretarlo a mi manera. Siempre hubo ciertos cuestionamientos a parte de cómo presenta el libro ciertos conceptos, sobre todo desde el pensamiento occidental que tengo, pero creo haberlo entendido. Va más allá de algo tan literal, y la idea general en sí, es muy interesante.

Soy: has podido adecuar los conceptos a lo que tu esencia te dictaba, y por lo tanto, concordado en mucho con lo que surgía de tu interior.

Yo: ha sido una conexión fuerte. Supongo que en alguna vida pasada he vivido en la India. Es un lugar que me atrae mucho. Me impactan sus costumbres, me duele su pobreza, me enternece su tradición.

Soy: has pasado por muchas vidas, por lo que este maravilloso lugar está incluido en este tu camino eterno. Significa entonces que, por más que no creas en las religiones, como ya lo habláramos anteriormente, tienes un sentimiento especial por la religión Hindú.

Yo: si, la tengo. No la profeso, pero tengo a Krishna en la puerta de mi hogar. Y cada vez que entro y salgo, tomo sus manos, y lo saludo con afecto. Le pido cuide la casa, su casa, y nos cuide a todos nosotros.

Soy: honrar a Krishna

Yo: honrar a aquello que me ha hecho muy bien. Que me ayudó a pasar momentos duros, que me guió a seguir un camino, y que sé está en el interior de mi ser.

Soy: tu Soy

Yo: hoy día mutado a ti. Mi Soy, mi Krishna, mi ser, acompañándome en este camino. Cuidándome, asistiéndome, honrándole. Una forma de sentirme protegido. De sentirme tranquilo

Soy: una herramienta para seguir el sendero, acompañado por tu esencia.

Los invito a ver el video de Matias con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s