Acuario – Mental – Raíz: FENIX

Fénix es una pequeña constelación del hemisferio sur que está situada entre las constelaciones de escultor, grulla, tucán, reloj y fornax. Fue introducida por Johhan Bayer a principios del siglo XVII y es de las pocas constelaciones modernas que hacen referencia a un hecho mitológico.

Phoenix o Fénix representan al ave legendaria que vivía en Arabia. Según la tradición, se consumía por acción del fuego cada 500 años, y una nueva y joven surgía de sus cenizas. En la mitología egipcia, el ave fénix representaba el Sol, que muere por la noche y renace por la mañana. La tradición cristiana primitiva adoptaba al ave fénix como símbolo a la vez de la inmortalidad y de la resurrección. Se le ha visto una relación con el pájaro de fuego de la mitología aborigen americana. La constelación de Phoenix o Fénix fue descrita por el astrónomo alemán Johann Bayer en 1603.

Al igual que otras muchas construcciones simbólicas originarias del mediterráneo oriental, los romanos recibieron de la tradición griega las primeras referencias del ave Fénix y, entre ellas, la más antigua de todas procedía de Hesíodo1. Este, en una exposición acerca de la longevidad que podían alcanzar diversos seres, afirmaba que el Fénix sobrevivía a 972 generaciones de hombres, aunque su existencia representaba tan solo la décima parte de lo que vivían las ninfas.

no será hasta el siglo V a. C. cuando encontremos una caracterización más definida del mito a través de Heródoto:

También hay otro pájaro sagrado cuyo nombre es Fénix. Yo no lo he visto más que en pintura, pues resulta que visita a los egipcios en contadas ocasiones: cada quinientos años, según cuentan los de Heliópolis; y aseguran que solo se presenta cuando muere su padre. Ahora bien, si es fiel reflejo de su representación pictórica, su tamaño y contextura son como sigue. Tiene las plumas de sus alas doradas y rojas; por lo demás, se asemeja mucho a un águila por su silueta y tamaño. Y cuentan —aunque, a mi juicio, el relato es inverosímil— que este pájaro lleva a cabo la siguiente proeza: partiendo de Arabia, transporta al santuario de Helios el cuerpo de su padre envuelto en mirra y lo sepulta en dicho santuario. Lo transporta del siguiente modo: primeramente, da forma a un huevo de mirra todo lo grande que puede llevar y luego prueba a volar con él; una vez realizada la prueba, hace, entonces, un agujero en el huevo y mete en él a su padre, emplastando con la mirra extraída el orificio por el que, al hacer el agujero en el huevo, introdujera el cuerpo (con su padre dentro, el peso vuelve a ser el mismo) y, una vez emplastado el agujero, transporta el huevo al santuario de Helios en Egipto. Esto es lo que, según cuentan, hace ese pájar.

Los invito a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s