Acuario – Mental – Tobillos: HERCULES

Los mitógrafos de la época helenística son la fuente escrita superviviente de las hazañas de Heracles, complementable con la amplia iconografía. La Biblioteca mitológica es un libro elaborado por el ateniense Apolodoro en los siglos I o II d. C. que recopila en parte la mitología griega, desde los orígenes del universo hasta la Guerra de Troya. Usada como referencia por los clasicistas, ha influido en la literatura sobre el mundo clásico, y nos aporta la biografía canónica de este héroe. La bellísima Alcmena, hija del rey de Micenas, se ofrece en matrimonio a Anfitrión, nieto de Perseo, si venga la muerte de sus hermanos, manteniéndose virgen hasta tal momento. A punto del triunfante regreso del esposo, el rey de los dioses.

Zeus adopta su apariencia física, engañándola para acostarse juntos, en una noche que prolongó como tres. A la mañana apareció Anfitrión, manteniendo también relación sexual. Fruto de estas sucesivas uniones, nacen dos niños mellizos. Cuando tienen ocho meses, la diosa Hera, agraviada por la infidelidad de Zeus, deposita dos serpientes en la cuna del mayor, quien las estrangula una con cada mano, manifestando así su descendencia divina.

Anfitrión, decide adoptar al bebé Heracles, y le enseña las artes de la guerra. Por matar en un acceso de cólera a su maestro de música, arrojándole la lira a la cabeza, es castigado a irse al campo y guardar el ganado, creciendo en fuerza y corpulencia. Contaba 18 años cuando decide matar al león que atacaba su rebaño y el del rey de Tespies, quien le alberga durante 50 días en su palacio antes de la cacería, enviándole cada noche a una de sus hijas, para quedarse con su descendencia, mientras que Heracles creía que se acostaba siempre con la misma. Tras matar al león, desollarle y cubrirse con su piel, sirviéndole la cabeza de casco, ayuda a los tebanos a liberarse del impuesto al que estaban obligados.

En recompensa, desposa la hija del rey, con la que tiene tres hijos. La celosa Hera le enloquece, provocando que eche al fuego a los niños. Horrorizado por su acto, decide exiliarse, y tras purificarse acude al oráculo de Delfos, quien le indica que debe asentarse en Tirinto durante 12 años, sometido a las órdenes de su rey Euristeo, cumpliendo los 12 trabajos que le serían impuestos; y a su conclusión, conseguiría la inmortalidad. Puesto a la labor, estoicamente recorrió el mundo ejecutando hazañas consideradas imposibles, venciendo a las amazonas y a feroces monstruos con forma de león, jabalí, ciervo, toro, yegua, perro e hidra. El décimo encargo fue capturar los bueyes del tirano Gerion, vigilados por un perro de dos cabezas, en una isla de Gadir (Cádiz).

En sus numerosas empresas manifestó coraje, orgullo, ofuscación, glotonería y lascivia. Paradigma de la virilidad, con numerosos hijos, Plutarco afirma que también tuvo incontables amantes masculinos, y de uno de ellos, su sobrino Yolao, cuenta que en su época las parejas masculinas bajaban a su tumba en Tebas para prestar juramento de fidelidad a él y entre ellos.

 El aniquilamiento de su familia y su horrible muerte constituyeron dos temas frecuentes en la Tragedia clásica griega (especialmente en Eurípides) , y su tosca sensualidad proporcionó motivos jocosos a la Comedia, destacando las seis parodias mitológicas del presocrático Epicarmo de Siracusa (siglo V a.C.), donde caricaturiza algunos de sus rasgos. En Heracles a la conquista del cinturón situada en Sicilia, transforma su lucha contra las amazonas, con la incorporación de un ejército de escarabajos.

La Filosofía lo convirtió en exterminador de plagas y vicios, y en moralista: “Hércules en la encrucijada”, argumento trasmitido por Jenofonte (siglo IV a.C.) y retomado por la iconografía del Humanismo, resalta la faceta virtuosa del héroe, según el episodio en el que dos divinidades se le presentan en forma de mujer, siendo una alegoría del vicio y la otra de la virtud, que le ofrecen placer inmediato frente a un camino largo y difícil que conduce a la gloria espiritual. Nuestro héroe elige la segunda vía, erigiéndose nuevamente como modelo de la virtud y de la fuerza espiritual (Pandiello 2012:68). Además de demostrar gran capacidad civilizadora y fundacional.

Los invito a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s