Piscis – Mental – Corona: PRIMERA DIMENSION

Descifrar los secretos del Universo son retos muy ambiciosos y prácticamente inalcanzables de la historia de la ciencia, pues es el intento de encontrar la naturaleza más elemental del Todo mediante un pequeño órgano de 1.500 gramos al que llamamos cerebro dentro de un pequeño planeta que flota por el espacio.

Aun así, el ser humano, limitado tanto por la biología como por la conciencia, ha sido capaz de descubrir innumerables fenómenos sobre el Cosmos. Ha llegado muy lejos en lo que a conocimiento astronómico y físico se refiere, pero hay una meta que sigue estando ahí: dar con la Teoría del Todo.

Desarrollar una teoría que unifique, por fin, todas las leyes del Universo en una sola, que resuelva el misterio de la naturaleza cuántica de la gravedad y que encuentre el punto de encuentro entre dos mundos, el de la relatividad general y el de la mecánica cuántica, por ahora, parecen estar inconexos.

Y en este contexto, la Teoría de Cuerdas (y la derivada Teoría M) es una de las más firmes candidatas a explicar la naturaleza más elemental del Universo. ¿El problema? Que nos obliga a presuponer que en el Cosmos existen 11 dimensiones.

Una dimensión se define como el número mínimo de coordenadas necesarias para indicar un punto en ella, lo que una dimensión denota el grado de libertad que un cuerpo puede tomar en el espacio-tiempo.

Es decir, una dimensión hace referencia a la “cantidad” de direcciones que un objeto puede seguir en el Universo. A más dimensiones, menos limitado está su movimiento dentro del tejido espacio-temporal. 

La primera dimensión es el grado más pequeño de libertad dentro del espacio (todavía no hemos añadido el tiempo así que no hablaremos de espacio-tiempo), pues es básicamente una línea que une dos puntos de forma únicamente longitudinal. La primera dimensión, pues, es una línea con profundidad pero sin anchura ni altura. Las cuerdas que, de acuerdo a la Teoría de Cuerdas, conformarían la naturaleza elemental del Cosmos serían hilos unidimensionales.

Los invito a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s