Piscis – Mental – Plexo: YO SOY AMOR EN LA UNIDAD

Soy: abrámonos a expandir la razón y soñar más allá de nuestra limitación tridimensional

Yo: a pesar de que suelo decir que soy muy terrenal y de esta tercera dimensión, cuando leo temas relacionados a todo lo que hay más allá, me resuena, lo acepto y lo llevo en mi imaginación como la verdad de mi esencia.

Soy: o sea que toda esa parafernalia que haces respecto a que eres muy virginiano, en tu centro no lo sientes tan así.

Yo: correcto. Mi ser terrenal, que palpa, que siente con sus cinco sentidos me muestra una cosa. Pero el sexto sentido, aquel que está en mi esencia, me indica otra cosa, y no lo ignoro. Es más, lo tengo muy presente, y lo acepto.

Soy: por eso te gustó la idea de mantener esta conversación a partir de lo que Matías propuso.

Yo: y por el cual, una vez más, se lo agradezco. Cuando escuchaba hablar a mi abuela Marcela respecto a la comunicación que mantenía con otros entes allí en su escuelita, no lo consideraba nada descabellado, aunque sí me atemorizaba un poco, pues la comunicación era con cualquier ente que se les apareciera en el momento.

Soy: y la forma en que los medios de comunicación, sobre todo las películas, mostraban este tipo de experiencias, justificaban ese temor

Yo: siendo niño, muchas cosas asustaban, y esa era una de ellas. Pero, así como en la tercera dimensión uno se cuida de rodearse de gente que tenga su misma energía, costumbres, su misma onda, de la misma forma lo entiendo para con las energías de las otras dimensiones.

Soy: y es así, la comunicación con ellos dependerá de lo que tú estés dispuesto a experimentar. Y te resuena que esta quinta dimensión es la que observa todo de ti, sabe todo de ti, y te acompaña en tu sendero en esta vida?

Yo: definitivamente lo siento, me resuena y lo vivo así. Siempre me sentí observado por uno o varios seres invisibles. Siempre presentí que estaban allí viendo todo. Nunca le pude llamar Dios, era otra cosa. No lo podía cruzar con la historia católica que tenía que aprender en el colegio. Iba más allá.  No había un ser que me castigaba si hacía algo mal. Solo observaban. Pero también sentía que me guiaban. Que había algo interno que me decía cómo debía seguir mi camino, a pesar de que a veces tomaba otra decisión. Pero no había regaño, había contemplación, aceptación y amor incondicional. Estaban allí siempre, en todo momento y viendo mis reacciones, mis sentimientos, estando presente en todo.

Soy: tal cual lo que has definitivamente comprendido en este camino del YoSoy.

Yo: por eso me ha resonado tanto. Y por eso me resulta tan regocijante el poder escribir, hablar, conversar contigo cada día. Pues me permite estar comunicado con esta quinta dimensión que tanto sustento me da en este camino de vida en la tercera dimensión.

Soy: te ha permitido encontrar un apoyo, un sustento y una explicación del por qué estás aquí experimentando, aprendiendo y viviendo una percepción en este camino eterno de tu ser.

Yo: en cierta forma, en esta búsqueda que he realizado en algunas religiones primero, y transitando diferentes senderos en la búsqueda de lo que más me resonaba, y llegando a transitar el sendero del YoSoy, donde la resonancia fue total, a partir de allí pude darle el sentido que estaba necesitando encontrar, para continuar este sendero ya trabajándolo desde la perspectiva que mi esencia resuena, y donde este trabajo diario me está dando plenas satisfacciones, no desde el punto de vista de apariencia de mi ser, sino internamente, sintiendo esa evolución, esa paz y plenitud en cada acción que tomo y la vivo y experimento con amor y felicidad

Soy: es el inicio de un proceso que seguramente te dará todo lo que estabas buscando en este sendero. Y te permitirá vivirlo de la manera que tus sueños y imaginación te lo mostraban. Que tus guías desde ese otro lado te comunicaban y que tú, desde hace un tiempo, comenzaste a escuchar.

Los invito a todos a ver el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s