Piscis – Emocional – Corazón: INCONDICIONALIDAD

La incondicionalidad es la capacidad de estar siempre dispuesto al servicio a cualquier persona, con alegría y entusiasmo, en cualquier circunstancia. Los valores que conforman la incondicionalidad están presentes en todos los seres humanos, sin excepción, pero pocas personas saben utilizarlos. La incondicionalidad es una cualidad absoluta, que implica entregar y compartir los mejores valores que la persona posee, sin restricción y sin condición alguna. La virtud de la incondicionalidad se expresa a través del principio universal de la siembra y la cosecha: no depende del sembrador el lugar donde caerá su semilla.

Es decir, si una persona piensa primero en quién merece recibir una expresión de amor, ya está poniendo una condición restrictiva a sus valores internos. Por ello, se manifiesta inmediatamente su limitación mental para entregar y compartir su potencial de riqueza interior. Así pues, la persona limitará profundamente su capacidad de recibir y cerrará las puertas al flujo de la abundancia del Universo. Esto es así porque quien limita su potencial interior no está comprometido con sus valores, no los ha reconocido y no puede beneficiarse de ellos y, en definitiva, no es confiable ni tiene capacidad de servicio. Para la incondicionalidad son fundamentales el entusiasmo, la alegría, las ganas de hacer cosas. Tales son cualidades que están dentro de nosotros.

En nuestro interior residen:

El sentimiento. Es una herramienta muy poderosa de autoconocimiento y acción. Pero para que la acción sea positiva es necesario dirigir el sentimiento, al igual que el pensamiento, de forma voluntaria. Se necesita usarlo para sentir gusto, agrado, admiración, cariño… El manejo del sentimiento es todo un arte; si no se hace con sabiduría, se vuelve contra uno.

El deseo, es decir, las ganas de hacer algo. Está asociado al entusiasmo. Si no se tienen ganas, si se cae en la apatía, en la depresión o en cualquier estado que reste entusiasmo, tampoco se podrá usar la incondicionalidad. Se trata de un trabajo interno y profundo, porque las ganas no están fuera, sino dentro de 20 nosotros. Son deseos de usar los propios valores sin importar lo que ocurra fuera.

Saber que uno puede. Saber, no creer; es importante esta distinción. “Podemos” porque los valores y la capacidad residen en nosotros desde el origen. Es fundamental saber que se puede respetar a todos los seres vivos, ser 100% confiable, servir incondicionalmente, ser experto en cualquier cosa que uno se proponga practicar, y tener la capacidad de comprometerse profundamente… La falta de compromiso es uno de los aspectos del fracaso. Y si uno cree que no tiene, que no vale, que no puede, estará destinado al fracaso.

Los valores y las virtudes son características innatas, permanentes y constantes, y tienen un desarrollo; en cambio, las limitaciones —que también llamamos “frenos”— son características culturales, aprendidas. Esto quiere decir que esas limitaciones y restricciones son temporales: no nacen con nosotros, no vienen por la línea de creación de nuestra esencia, sino que se adquieren en el camino con el propósito de desarrollar una virtud extraordinaria, la virtud de la pureza, de la invulnerabilidad.

Adquirimos limitaciones con el fin de aprender a desprendernos de ellas para volvernos invulnerables. No obstante, aun siendo temporales, cuando se presentan anulan la expresión de los valores que ya residen en nosotros. Ése es el problema por resolver para tener acceso a una vida verdaderamente satisfactoria en todos los sentidos. Y es lo que estamos aprendiendo. La única forma de alcanzar la virtud de la incondicionalidad, pues, es que cada uno se desprenda de las limitaciones que evitan que exprese sus virtudes.

Los invito a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s