Piscis – Emocional – Tobillos: ESPIRITUALIDAD

En los últimos años se ha hecho ostensible el reconocimiento de la diversidad sociocultural con relación a la calidad de vida, y su impacto en los estudios sobre las identidades, las nuevas subjetividades y el bien-estar. Dominelli reconoce la fluidez de la cultura en los modos de vida paralelos, el de prácticas conscientes (mindful practice, Sperry y Shafranske), o prácticas espiritualmente sensibles (spiritually sensitive practice, Canda ), a través del cual se llama la atención acerca de cómo las tradiciones espirituales afectan las cosmovisiones y el sentido de la vida y el ser de los profesionales como de las personas en su vida cotidiana.

Todo ello ha fortalecido un encuadre ahora bio-psico-social-espiritual en el que las fueras ecológicas actúan afectando los ciclos de vida, en una trama conceptual que ofrece retos y oportunidades en la intervención social planificada, en la práctica clínica, la educación, la prestación de servicios sociales y las políticas públicas. La preocupación por la sensibilidad espiritual genera movimientos e intercambios de ideas que acontecen cuando -siguiendo el análisis de Corcuff- los pares conceptuales típicos de las ciencias sociales material/ideal, objetivo/subjetivo, colectivo/individual procuran ser superados por el programa relacionalista, el lenguaje constructivista, y la influencia de la perspectiva antropológica, los que dominan la interpretación de los fenómenos sociales.

La relación entre espiritualidad e intervención social recogida por las prácticas espiritualmente sensibles se afirma en el marco de una problemática y cambio conceptual que resulta de una construcción social de conceptos como de los problemas públicos. Así algunas nociones se tornan significativas en la medida que se constata un contexto de experiencia y significado sociopolítico en el que se usa y para el que se usa (Koselleck). Esta refocalización remite a una forma de cambio conceptual que expresa un espacio controversial (Nudler) en el que se despliegan los compromisos ontológicos, teóricos y metodológicos que los actores comparten o aceptan, ya sea de manera explícita o implícita, mientras se ponen en juego intereses disciplinares como institucionales.

Invito a todos a leer el post de Matias con el tema del dia

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s