Piscis – Físico – Tobillos: DESTINO

El destino es en la concepción de la moderna psicología profunda inspirada en Szondi, el proyecto profundo vital del hombre. En la vida de cada ser humano hay un proyecto definido, De acuerdo con las investigaciones realizadas por Ia escuela del eminente Heredo-Psiquiatra y Psicoanalista Húngaro, concurren seis factores que intervienen en este plan:

I) la herencia;

2) el carácter de los instintos;

3) el medio social

4) el medio filosófico e intelectual (mundo de la cultura

5) el Yo;

6) el Espíritu, la más alta instancia del destino.

Así concebido el destino humano, la psicología que de él se ocupa, Hamada Análisis del Destino, salva la separación existente entre la Biología Genética y la Psicología de Profundidades, estableciendo un puente entre las disciplinas de la naturaleza y las disciplinas del espíritu.

EI destino personal de un hombre no es un peso duro, un lastre permanente del cual nadie pueda librarse; por el contrario, es una amalgamación dialéctica. dinámica y funcional y, si queremos ser más comprensivos, vitales; el legado de nuestros antepasados por una parte y las funciones alta mente selectivas opcionales del Yo y del Espíritu por otra. Así, el análisis del destine humano, tal como entiende Szondi, significa la actitud dialéctica y la consideración sintética de los seis factores concurrentes en el destino humano, el cual no es inmodificable ni estacionario, sino que está constituido por fuerzas antitéticas que el Yo va integrando en el curso de su existencia, hacia un fin personal. Porque no solamente estamos vinculados con unos antepasados y sumergidos en el plano actual de la existencia en un mundo compuesto de seres concretos y valores, sino que estamos proyectados hacia un mundo trascendente que nos especifica hombres entre los seres naturales.

El Yo que escoge libremente su destino, se mantiene ocupado en la regulación de sus factores que intervienen en él. El Yo forma puente entre la herencia, los instintos naturales, el medio social, de una parte, y el espíritu de otra, llenando el vacío entre inconsciente oscuro y la claridad de la conciencia. El empalma las dos vertientes del ser contingente, entre el pasado y el futuro. Entre el hombre natural y Dios. Así el Yo en el análisis del Destino es la instancia suprema, donde todas las antítesis son resueltas. Este Yo, continuamente comprometido por los factores descritos y continuamente en proceso de selección, está realizando el destino humano, por lo cual podemos decir que el destino es la aceptación voluntaria y responsable de llegar a ser una persona.

Invito a todos a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s