Aries – Físico – Sacro: REPRODUCCION

La reproducción es el proceso mediante el cual se generan nuevos seres vivos a partir de los organismos ya existentes, así aseguramos el mantenimiento de la vida. Los nuevos individuos se originan a partir de las células sexuales. Estas células pueden ser masculinas o femeninas y se forman en el aparato reproductor masculino y femenino, respectivamente. Al juntarse dos células procedentes de distinto sexo, mediante la fecundación, se origina un nuevo ser.

El ser humano presenta una diferenciación de sexos que puede verse incluso antes del nacimiento y viene determinada por la presencia de órganos sexuales masculinos o femeninos. Éstos son los caracteres sexuales primarios. Al transformarse en adulto, aparecen más diferencias entre los dos sexos, aparecen diferencias corporales entre las que se pueden citar:

 En la mujer las formas se redondean, los senos se desarrollan, la cintura se hace más estrecha y la cadera más ancha. En el hombre hay mayor desarrollo de la masa muscular, la espalda más ancha, la laringe se desarrolla y aparece la nuez, la voz se hace más grave y aparece pelo sobre la cara y el tronco. En ambos sexos se produce un aumento de estatura y aparece vello en el pubis y las axilas. Estas diferencias constituyen los caracteres sexuales secundarios

El aparato reproductor del hombre asegura la producción de los espermatozoides, su conducción y su introducción en el aparato reproductor de la mujer. Está formado por un conjunto de órganos y estructuras que intervienen en la formación, conducción y expulsión de los espermatozoides. Órganos y estructuras externas:  El pene – El escroto – Órganos y estructuras internas:  Los testículos – Epidídimo y conductos deferentes – Las glándulas (vesículas seminales, glándula de Cowper y la próstata)

El aparato reproductor de la mujer produce óvulos maduros y favorece su encuentro con los gametos masculinos. Además, alberga y alimenta al nuevo ser durante sus primeros meses de vida El aparato reproductor femenino produce las hormonas sexuales femeninas, responsables de los caracteres sexuales secundarios. Producen óvulos, que son las células sexuales femeninas. En caso de haber fecundación, se encargará de proporcionar al embrión un ambiente apropiado para su desarrollo.

Invito a todos a leer el post de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s