Tauro – Físico – Raíz: YO SOY CANAL ENTRE MUNDOS

Soy: la piel! Un órgano del cuerpo maravilloso. Contiene a todo el cuerpo, y le da la contención, pero sobre todo, la belleza al ser humano.

Yo: sí, por supuesto. La piel, su suavidad, es algo fantástico. Lo damos tan por sentado y naturalizado todo, que raramente nos ponemos a pensar al respecto.

Soy: cuidas a tu piel?

Yo: la verdad que no. Nunca me he detenido en eso. Soy más bien un cavernícola. Siempre me ha gustado estar al sol, y en otras épocas, sobre todo de vacaciones, podía estar tirado como una lagartija en la playa, tomando todo el sol que hubiese.

Soy: el sol y estar al sol es bueno, pero mucho depende del momento en que lo hagas.

Yo: si. Hoy es así. En otros momentos, poco me importaba lo que podían decirme. Y me encantaba estar tostado al sol. Y ese marrón fuerte en la piel me llenaba de energía.

Soy: aunque muchas veces en vez de marrón fuerte te sentías un colorado tomate.

Yo: y después el pelarme. Caían las capas de piel porque, obviamente, se descamaba por el exceso de quemado. Un desastre!

Soy: pero, llegado el siguiente año en la playa, nuevamente ocurría esto.

Yo: la mayoría de las veces. Luego, lo fui modificando y ya no tomé sol de esa manera

Soy: cuando?

Yo: cuando me descubrieron en el hombro una superficie pequeña, pero no por ello insignificante, de cáncer de piel. El común por exceso de sol.

Soy: y te lo extirparon

Yo: sí, fue sencillo y rápido, aunque por el lugar que fue, justo en la parte más estirada de la piel, del hombro, fue difícil el tema de que los puntos no cedieran, y terminó quedando como una piel estirada de color distinto al normal de mi color de piel.

Soy: y te resulta un problema verte así?

Yo: para nada. Lo mismo me ocurre con la cicatriz de mi operación de colon. Como la misma no se hizo en la pelvis, sino en la parte superior, pues el tumor estaba alojado, precisamente, en la parte superior del intestino grueso, tengo un lindo remiendo en mi panza, pero cerca de las costillas. Y obviamente es bastante imperceptible, pero allí está, y yo lo veo muy bien, pero no me hace problema.

Soy: hasta da la sensación de que sientes placer de no sentirte mal por ello

Yo: es que forma parte de mi historia. Como tener mucho pelo, tener lunares, por el sol, en mi espalda y hombros. Son rasgos propios.

Soy: pero, ya grande, entiendes que es bueno cuidar la piel.

Yo: si, por supuesto. Me cuido del sol. Tomo sol, sobre todo en invierno y fuera del horario crítico. Me revitaliza siempre. Me hidrato, ejercito, me baño todos los días. Hoy día podría hacer más. Hay tantos productos para la piel dando vueltas, pero soy muy vago. No me tomo el tiempo para cuidar nada. Estimo la cuido tratándola bien, de la manera que lo hago.

Soy: Sin duda que hidratarse, limpiarla, incorporar las vitaminas necesarias, ejercitar, ayuda y mucho a la piel. También honrarla. Como cada parte del cuerpo, pues sin todo lo que tienes, difícilmente podrías transitar tu sendero de vida, como lo haces.

Yo: sin duda. En mis meditaciones, también honro a cada parte de mi cuerpo, a mis sistemas, glándulas, huesos, a mis células, y también a mi piel.

Soy: pues es la forma de honrarte a ti mismo.

Invito a todos a ver el video de Matías con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s