Cancer – Emocional – Rodillas: YO SOY VIBRACION DE LA HISTORIA

Soy: si hablamos de tubérculos, te representa comida, y una base bastante fuerte de tu alimentación.

Yo: Luego de los frutos secos y legumbres, estos tienen una presencia fuerte: papas, batatas, zanahorias, siempre están en mi alimentación básica.

Soy: pero vayamos a lo que representan, según los nodos de tu ser. Si tomamos a Yggdrasil, donde el gran árbol está dividido en 9 Reinos, que contiene 24 frutos repartidos en ellos, más aquel proveniente de Ginnungagap, representando al vacío mismo y toda posibilidad, los frutos o tubérculos acumulan tanto lo positivo como lo negativo, útil para el desarrollo del árbol, y son llamados “runas”. atributos a despertar en uno mismo.

Yo: vayamos a ello

Soy: La runa Fehu simboliza la prosperidad, potencial de emprender, pero así también como reflexionar.

Yo: puedo afirmar que esta runa está activa. El potencial de emprender y reflexionar lo tengo presente en todo momento.

Soy: el haber emprendido este sendero y haber escrito en compromiso todo este año lo demuestra. La runa Jera es la recompensa por la labor, el inicio de nuevas cosas, así también como las dificultades en la tarea.

Yo: me siento recompensado en todo lo que he emprendido. En lo afectivo, en lo laboral, en lo profesional, en la búsqueda de ser mejor.

Soy: La runa Wunjo, es la renovación interior, la evolución en sí misma, la celebración de vida, aunque también representa las enfermedades y la búsqueda de solucionar situaciones que nos detienen.

Yo: otra muy presente. Me ha ayudado mucho y siento que mi salud está cada día más fuerte. La renovación interior ha sido total

Soy: La runa Mannaz habla de decisiones, la convicción, pero también habla de la lucha personal.

Yo: otra muy activa. Decido todo el tiempo. Con convicción, pero haciendo un combate constructivo en lo que tiene que ver con mis luchas internas.

Soy: La runa Naudhiz recuerda que nada es perfecto, es el reconocimiento de los fallos y la perseverancia para seguir avanzando.

Yo: he reconvertido su significado. Hoy puedo comprenderlo desde otra perspectiva. Y no lo siento como un fracaso, sino como un gran aprendizaje. Y la perseverancia, es mi voluntad para ese avance.

Soy: La runa Kano es el avance propiamente, la seguridad al caminar, que nos invita a salir de los apegos y estructuras que nos retienen.

Yo: lo comprendì en este camino. Siempre tuve la convicción de avanzar, pero hoy día no lo interpreto para llegar a ningún lado, sino para disfrutar del avance cada día

Soy: La runa Hagalaz es la transformación, recuerda la importancia del cambio, y nos muestra nuestras resistencias.

Yo: en pleno desarrollo. Aparecen resistencias, sobre todo de aquello por el que tengo temor a perder, sobre todo si me hace sentir completo, pero comprendo que todo se transforma, inclusive lo que siento perfecto.

Soy: La runa Berkana es la estabilidad, la familia, la casa, el amor, y a su vez, nos recuerda que para mantenerlo no hay que aferrarse a ello.

Yo: otra que he aprendido, comprendido, y puedo percibirlo desde otro lado. Es importante para mí la estabilidad, la familia, la casa y el amor, y me sigo aferrando, pero aceptando soltar.

Soy: La runa Tyr habla de la acción, de ponerse firme ante la vida, así como nos recuerda tener cuidado en todo aquello que nos lanzamos, a ser prudentes.

Yo: una que está en pleno trabajo. No me cabe duda de que estoy firme en este camino, lo que estoy aprendiendo es a tener más cuidado y a ser más prudente, sobre todo en el habla.

Soy: La runa Isa es la firmeza, la confianza en uno mismo, por lo que nos recuerda estar firmes en nuestro eje ante las circunstancias adversas.

Yo: gran crecimiento he tenido en este tema en los dos años de trabajo continuo en este camino

Soy: La runa Gebo es la de las relaciones, el amor, la entrega de unos a los otros.

Yo: trabajo arduo aún por hacer. Me falta una gran parte de esto.

Soy: La runa Raidho es el viaje, la retirada, el movimiento, y habla de tomar distancia de las cosas para analizar antes de actuar.

Yo: muy arraigado en mí. Debo separarme, ver desde lejos. Y me he retirado de donde consideré debía hacerlo.

Soy: La runa Thurizaz es un nuevo inicio, el fin de un ciclo y el comienzo de otro, pero nos recuerda tener los pies sobre la tierra, ser realista y tener coraje.

Yo: he tenido que empezar algunas veces. Lo he transitado, y he aprendido de ello

Soy: La runa Ehwaz es el impulso que nos lleva a enfrentar las adversidades, manteniendo el respeto, ya que nos recuerda que, a pesar de los cambios inesperados, todo siempre tiene un propósito.

Yo: el impulso lo he tenido siempre en mí. Considero haber enfrentado las adversidades, sido criterioso, a sabiendas que había detrás un propósito para cada cosa que me ha ocurrido. Y siempre me fue confirmado esto.

Soy: La runa Ansuz habla de creatividad y la capacidad de confiar en lo que eres capaz de hacer, recordándonos que, a pesar de dicha confianza, no debemos autoengañarnos.

Yo: siempre he considerado tener la capacidad, aunque alguna que otra vez, me sorprendí de aquellas capacidades que consideraba no tenía, pero allí estaban.  Mi tono crítico no me ha permitido autoengañarme. Ahora bien, en lo que siento soy bueno, me exalto por demás.

Soy: La runa Perdhro es la prosperidad, el buen augurio, pero nos recuerda que es necesario superar los sentimientos de insatisfacción. Ser sincero.

Yo: me he sentido siempre satisfecho de lo que he conseguido. Entiendo que la sinceridad es la parte que me ha permitido poder verlo así.

Soy: La runa Dagaz habla de integración, libertad y madurez, sostener el foco en las cosas que buscamos realizar.

Yo: otra parte que fue creciendo en este camino. Sin haberlo transitado, difícilmente lo hubiera conseguido

Soy: La runa Eihwaz es la solidez, el equilibrio necesario para obtener todo resultado esperado.

Soy: mi cambio de perspectiva en ello, sin tener expectativas en el resultado, me ha permitido accionar en equilibrio y sentirme sólido al respecto

Soy: La runa Algiz nos recuerda la importancia de decir no, de poner límites.

Yo: también lo estoy incorporando, sin utilizar el impulso, que muchas veces me ha generado muchos problemas. Aprender a poner límites, pero con amor y consideración hacia los demás

Soy: La runa Othila habla de actuar diferente, buscar nuevas formas, modos, invita a la flexibilidad.

Yo: otra herramienta que estoy desarrollando. Y me está dando muy buenos resultados.

Soy: La runa Sowelo, es la voluntad, la capacidad de manifestar, la gran energía creadora.

Yo: pude activarla en este sendero, desde hace un par de años. Voluntad como pilar de mi evolución.

Soy: La runa Laguz es la satisfacción, el eje con uno mismo y el entorno, es la seguridad en uno mismo, pero nos recuerda que es necesario a veces abrirse a recibir consejos.

Yo: una evolución muy grande en mí, respecto a mi seguridad, a estar en eje, sin duda. Pendiente el estar completamente abierto a recibir consejos. Estoy un poco más, pero aún me falta.

Soy: La runa Inguz nos lanza a realizar nuevos proyectos, habla de la gestación, de un nuevo orden en la vida, buscando la unidad.

Yo: he activado esta energía. Y siento estar en el momento adecuado para seguir armando nuevos proyectos.

Soy: La runa Uruz es la capacidad creativa y la sexualidad, la capacidad de traer la mente a la materia, y para ello nos recuerda encontrar un equilibrio en esta energía vital.

Yo: estoy evolucionando en esto también. Y siento estar abriendo esta energía creativa de manera fuerte.

Soy: Y la runa de Wotan-Odín, el principio y el fin, la aceptación de las cosas como son, sin expectativas. Todo es como es.

Yo: concepto que lo tengo plenamente aceptado e integrado en mi ser. 

Soy: vayamos al Sefirot y los 10 Reinos del Árbol Hebreo, que son Kéther, Jojmá, Biná, Jesed, Geburá, Tiferet, Netsaj, Hod, Yesod y Malkhut, y sus respectivos frutos.

Yo: vayamos a ellos 

Soy: Siendo las herramientas de los frutos, las verdades que emerjan de ti, del inconsciente que guarda el poder escondido en sus receptáculos, veamos si has podido activar sus frutos. Alef, el Maestro Universal, es la meditación y viaje al mundo interno donde lo divino y lo humano se unen.

Yo: medito varias veces al día. Me eleva completamente desde el punto de vista energético y mental. Transito mi día de una forma muy diferente. Sigo trabajando este proceso cada día. Me hace muy bien

Soy: Beith, la Morada Eterna, donde la sensibilidad del alma es envuelta por un cuerpo que nos invita a expandir a vivir desde la contemplación interna.

Yo: siento estar en proceso de tener mayor sensibilidad y en equilibrio. Todavía tengo explosiones emocionales que siento me desequilibran. Pero no las reprimo. Las trabajo y trato de comprender de dónde viene.

Soy: Guimel, el Pastor, quien viaja por el mundo y elige su destino entre lo bueno y lo malo, a ser flexible en la experiencia.

Yo: estoy eligiendo siempre, y busco hacerlo en equilibro y consciencia. Es algo que deberé hacer siempre. Lo tengo incorporado.

Soy: Daleth, la Gran Puerta, el retorno a la esencia más allá del ego, invita a la humildad.

Yo: cuànto he aprendido al respecto en estos dos años. Cuanto más profundizo en mi esencia, más me doy cuenta la firmeza de la humildad sobre el ego.

Soy: Hei, Aliento de Vida, es la expresión, creatividad, manifestación desde el verbo divino hasta lo material.

Yo: siento haber expandido toda mi creatividad, expresión y estoy manifestándolo con mucha satisfacción

Soy: Vav, el Mediador Divino, que vela por la unidad y conexión entre todas las cosas, cielo y tierra, femenino y masculino, materia y espíritu.

Yo: este gran cambio en mí me ha permitido estar en gran conexión con las cosas, con el cielo, con la tierra, con todo.

Soy:  Zayin, la Acción de Gracia, es la liberación de todos los apegos del pasado que nos atan, para dejar al alma expandirse.

Yo: he podido soltar todo el apego al pasado. Lo percibo de una forma completamente diferente, y no siento sea un lastre. Y siento estar expandiéndome ilimitadamente.

Soy: Jeth, Fuerza Motivadora, impulsa al cambio, la transformación, lleva a la energía revitalizante.

Yo: siento este impulso cada día, al igual que la energía. Me siento revitalizado.

Soy: Tet, Poder Profundo, es la revisión y reflexión de las acciones, meditación que otorga un nuevo sentido.

Yo: siento estar en el camino. Soy un mero aprendiz de todo esto. Pero muy comprometido en seguir aprendiendo.

Soy:  Yod, la Mano de Dios, es el poder del infinito que habita todas las cosas.

Yo: honro y respeto este poder.

Soy: Kaf, el Cuerpo de Resurrección, es la energía que nos lleva a la acción, pasando de lo espiritual a lo físico, la manifestación divina.

Yo: siento esta energía para poder transitar mi sendero cada día

Soy: Lamed, Palabra de Amor, el poder del corazón que muestra la belleza de la vida, que inspira a la existencia.

Yo: siento crece cada día más en mí.

Soy: Mem, la Gran Madre, la tejedora de todas las realidades, con infinito amor incondicional que une todas las cosas, fuente de sabiduría.

Yo: aprendiendo a respetar y honrar.

Soy: Nun, Guardián de la Obra, impulsa a crecer desenmascarando al ego, llevando a la templanza del ser.

Yo: poniendo mi voluntad para trabajar en ello. Muy difícil, pero hurgando y descubriendo temas que debo seguir trabajando.

Soy:  Samej, el Escudo de Luz, es el infinito, lo perpetuo, la confianza y el refugio en uno mismo.

Yo: lo he encontrado. Mi refugio es mi ser.

Soy: Ayin, el Ojo de Dios, es la providencia, la visión infinita, la contemplación espiritual.

Yo: siempre ha estado presente en mí

Soy: Pei, el Verbo Creador, el don de la comunicación, de la vibración convirtiéndose en materia.

Yo: integrado a mi ser en plena consciencia

Soy: Tzade, el Andrógino, es la igualdad, la unidad de las fuerzas en balance.

Yo: en mi está el equilibrio y la búsqueda de ese balance en todo momento

Soy:  Qof, Sol de Medianoche, omnipresencia, la capacidad de hallar la luz en las más oscuras de las sombras.

Yo: siempre he podido hallar esa luz en los momentos más oscuros.

Soy: Reish, la Riqueza de Corazón, es la depuración de todo patrón mental, dejando libre el potencial del alma.

Yo: me ha costado. Mi mente es muy escurridiza. Pero he podido depurarla, y debo seguir haciéndolo.

Soy:  Shin, el Fuego Divino, es la transmutación y el equilibrio entre las fuerzas de lo inmutable, lo potencial y lo cambiante.

Yo: en pleno proceso de integrar y trascender. Siento estar evolucionando en ello.

 Tav, Estrella de la Verdad, el discernimiento que impulsa a encontrar el correcto camino de evolución. 

Yo: percibo estar en este camino

Soy: sabes que falta

Yo: tengo una eternidad para alcanzarlo

Soy: y estoy aquí, incondicional, para acompañarte.

Invito a todos a leer el post de Matias con el tema del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s