Virgo – Mental – Laríngeo: YO SOY EMISARIO DE LA VERDAD

Soy: verdades absolutas y relativas. Lindo concepto para trabajar hoy

Yo: lo siento como uno de los más espinosos y difíciles de trabajar

Soy: eso es porque no estás convencido ni puedes entender la forma banal con la que este concepto es usado por todos los seres humanos. Eres un ser que, en esa búsqueda de equilibrio y coherencia, no puedes aceptar que aquellos que dicen ser coherentes y equilibrados resulten ser faltos de las verdades que expresan.

Yo: me es muy difícil, es cierto.

Soy: la única verdad es el Todo, o la Nada. Luego, están todas las perspectivas, lo que hace que no haya verdades absolutas, sino relativas a cada perspectiva. Y esas verdades que suelen expresarse, se hacen en un momento y lugar determinados, y puede ocurrir que, para ese momento y lugar, hayan sido expresadas en concordancia con el equilibrio y coherencia de la perspectiva de ese ser, y por consiguiente, esa verdad es absoluta para esa perspectiva en ese momento y lugar.

Yo: muy limitado y a su vez, muy conveniente para todos aquellos seres humanos que lucran en todo sentido con el tema de sus verdades y el manejo de las masas.

Soy: las masas son manejadas porque el ser humano no puede tolerar ser responsable de sus propios actos, no puede concientizar que solo cada ser puede ser aquel que logre y llegue a cumplir cada propósito que se propone. Los demás seres podrán darle herramientas y mostrarle posibles caminos, pero cada uno es dueño de su propio propósito.

Yo: y qué acerca de quienes manipulan esas masas? Volvemos al tema de los políticos, las religiones, los iluminados…

Soy: toda gente que tiene una cualidad muy marcada, que es la oratoria y la locuacidad, donde muchos seres humanos caen en el encanto de las historias que cuentan.

Yo: me provoca tanto rechazo el ver cuán mentirosos son entre lo que profesan, lo que hacen y cómo adornan esas acciones llevando a que sus fieles seguidores entiendan que lo están haciendo por una razón y modifican la verdad original hacia otra que esté aggiornada a esa acción y así convencer a los demás y a ellos mismos que son verdades absolutas.

Soy: en este mundo con más de 9 mil millones de seres humanos siempre va a haber políticos, religiosos e iluminados espirituales que van a actuar en sus vidas diciendo algunas de sus verdades, expresando muchas mentiras y distorsiones de otras tantas medias verdades, y ocultando todo de la manipulación que están haciendo para conseguir poder, fama, plata, amor, entre tantas faltas internas que tienen. No hay forma que todos los seres humanos vivan en coherencia, equilibrio y consciencia de sus actos.

Yo: lo sé, y es por esto que, muchas veces, me pregunto cómo combatir contra todo eso

Soy: Combatir procede del verbo latino combātŭo, ĕre (del prefijo cum- y batŭo, battŭo, ‘sacudir’, ‘golpear’), que significa ‘entendérselas con alguno’, ‘disputar’, ‘pelear’. El combate es una pérdida de energía que debe ser reencauzada para llegar al equilibrio de los seres. Y para ser equilibrado, es necesario estar enfocado en la propia esencia, seguir las verdades de su propio ser, en equilibrio y coherencia. Luego, todo el resto se desintegra.

Ocurrió allá por el año 2005, la revelación de una gran mentira que sacudió a España. El mentiroso era un octogenario catalán llamado Enric Marco. Durante treinta años, Marco había conmovido a su país como presidente de la asociación que nucleaba a los sobrevivientes españoles de los campos de concentración nazis. Era un hombre, al parecer, carismático y encantador. Había participado de innumerables programas de televisión, pronunciado discursos emocionantes en el Parlamento, ofrecido conferencias y clases magistrales, escrito libros muy populares. Se había transformado en un gran símbolo. Hasta que un historiador descubrió que todo era falso: Enric Marco nunca había estado en un campo de concentración

“Así que eso es lo que es Marco: el hombre de la mayoría, el hombre de la muchedumbre, el hombre que, aunque sea un solitario o precisamente porque lo es, se niega por principio a estar solo y siempre está donde están todos, que nunca dice No porque quiere quedar bien y ser amado, y respetado y aceptado (…) el hombre del profundo crimen de siempre decir Sí. De modo que el enigma final de Marco es su absoluta normalidad; también su excepcionalidad absoluta: Marco es lo que todos los hombres somos, solo que de una forma exagerada, más grande, más intensa y más visible, o quizá es todos los hombres, o quizá no es nadie, un gran contenedor, un conjunto vacío, una cebolla a la que se la han quitado todas las capas de piel y ya no es nada”, sentenció el historiador.

Si todos los seres humanos fueran equilibrados y coherentes, no habría ningún político, religioso ó iluminado espiritual que pueda dirigir a las masas con su palabra, y desaparecerían de la escena tan preponderante en la que hoy día los ubican.

Pero no te quedes en esa utopía, sino que enfócate en el empoderamiento de tu ser, y nada de lo que otros digan será determinante para ti, lo que te permitirá discernir las herramientas que te sean útiles y convenientes para ti de lo que ellos puedan estar ofreciendo, y hasta allí llega su presencia sobre ti.

Los invito a ver el post de Matías con el concepto del día

Finalmente, aliento a cada uno a entablar la conversación con su propio Soy, escuchar lo que cada uno tenemos para decirnos. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser!!