Acuario – Mental – Tercer Ojo: CEFEO

En la mitología griega, Cefeo fue el marido de Casiopea y rey de Etiopía, que aparece en el cielo representado por lo que parece una casa de tejado puntiagudo.

Comienza la historia con Casiopea, que era prácticamente la madrastra del cuento de Blancanieves, pero en versión griega, con dioses enfurecidos, oráculos y monstruos marinos. Cuenta la leyenda que era una mujer muy bella y poderosa, era reina, probablemente de la actual Etiopia. Era tan bella como vanidosa y tenía una hija, Andrómeda realmente hermosa, tanto que Casiopea presumía de ser más bellas que las Nereidas.

Hasta aquí podría ser una historia normal y corriente, si fuera hoy en día podría haber ido a “Mujeres hombres y viceversa”. Pero ¿quiénes eran las Nereidas?, las Nereidas eran las ninfas del mar que habitaban en las profundidades del océano, ayudaban a los marineros en apuros y siempre fueron un símbolo de la gracia y la belleza. La líder del grupo, una tal Anfitrite se ofendió muchísimo con el comentario, hasta aquí podría seguir siendo una historia normal y corriente si no fuera porque Anfitrite era ni más ni menos que la mujer del mismísimo Poseidón, el dios del mar.

Anfitrite muy enfadada pidió a Poseidón que castigara a Casiopea y a su reino, “¿cómo osaba hacer tal comentario?, ¡nadie era más bella que las Nereidas!”. A Poseidón, al ver a su mujer tan ofendida, no le quedó más remedio que enviar un castigo, hizo subir la marea y mandó al monstruo marino, Cetus, a sus costas.

Al enterarse de la amenaza Cefeo, el marido de Casiopea, decidió consultar al oráculo de Amón. El oráculo les dio como solución para salvar a su pueblo ofrecer en sacrificio a su hija Andrómeda. Y así lo hicieron, la ataron a una columna en un acantilado para que Cetus la devorara. Es en este punto de la historia, si hubiera sido un cuento habría aparecido un príncipe azul, pero como se trata de la mitología griega entra en acción un héroe. Éste no es ni más ni menos que Perseo, cuando vio a Andrómeda quedó prendado inmediatamente de su belleza. Y se enfrentó al monstruo marino para liberarla, salió victorioso, liberó a Andrómeda y en señal de agradecimiento o tal vez porque ambos se enamoraron acabaron casados y hoy se les puede ver juntos en el cielo. En esta misma zona encontramos también a Casiopea, la reina vanidosa que fue condenada a pasar la eternidad colgada en el cielo boca abajo con un espejo en la mano, porque no hay belleza que soporte una eternidad colgada.

Los invito a todos a leer el post de Matías con el tema del dia

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s