Tauro – Emocional – Sacro: ESCULTURA

La denominación de escultura atiende a ese sistema de representación bidimensional y tridimensional, tanto abstracta como figurativa, que alberga todas las características estéticas, matéricas y conceptuales que conforman su esencia artística.

Estamos cerca de un realismo que parte de la interpretación respetuosa del modelo, y que intenta dar calor a la representación, aprovechando las cualidades expresivas y sensitivas que proporciona el material. Sin embargo, en ocasiones éste obedece más a ciertos caprichos de la personalidad, queriendo mezclarse con el lenguaje de los sueños, representando imágenes retenidas arbitrariamente en la memoria o en el inconsciente que se acaban fundiendo con la realidad a través del uso de materiales modernos.

Ya en la Antigüedad, la concepción artística más generalizada era aquella que definía el arte como copia de la naturaleza. Aristóteles define el arte como mímesis de la realidad, o sea, como representación de acciones y objetos dados, existentes en la naturaleza, y con esta afirmación inicia su Poética reduciendo finalmente la obra de arte a la premisa “esto es aquello10. Esta concepción artística ha sido transmitida, aunque no como visión única, a través de toda la historia del arte occidental hasta nuestros días.

La teoría imitativa aristotélica fue recogida por el historiador húngaro Arnold Hauser mediante las siguientes palabras: Realismo es la copia fiel de objetos de la realidad del tipo que sean, según las leyes de la perspectiva y de la proporción.

Por otro lado, el historiador Valeriano Bozal proyecta una visión más amplia de la teoría imitativa, al aludir a la naturaleza y verdad propias de cada objeto: Podemos decir con Aristóteles: las palabras tienen un sentido porque las cosas poseen una esencia. (…) Ese traslado impone unos límites a los que es imposible escapar: el poeta y el pintor, el escultor, el músico, crean con sus métodos específicos el mundo, no lo reproducen.

El hombre ocupa un espacio en el entorno en el que se desenvuelve, del que extrae unas vivencias. En ese marco es donde el escultor crea a través de sensaciones vitales un espacio vivo. Es por esto por lo que el hombre opta por copiar la naturaleza con sus propios medios, reflejando sus sensaciones. Surge así la necesidad de plasmarse e investigarse a través del análisis de sí mismo y de la materia con la que se representa.

Invito a todos a leer el post de Matías con el tema del dia

Finalmente, aliento a cada uno a reflexionar sobre el concepto del día. Nadie más que nosotros podemos resignificar nuestro propio ser

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s